El arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, critica los “dispendios descomunales” que se están produciendo en algunos contratos deportivos, en referencia a los recientes fichajes del Real Madrid en el mundo del fútbol.

En la homilía de la fiesta de Corpus Christi, el cardenal ha pedido a todos “solidaridad y austeridad”, en sintonía con los que sufren más fuertemente las consecuencias de la actual crisis económica y también como “ascética que ayude a encontrar soluciones a la actual crisis económica”.

En su opinión, resulta incomprensible que en la actual situación de nuestro país se hagan “dispendios descomunales, como en el caso de contratos deportivos”. “Esta crisis económica, que es también crisis de valores -ha añadido el cardenal-, nos pide crecer en valorar más el ser que el tener, dominar el instinto desmedido de ganancias y de posesión, entender y respetar la finalidad universal de los bienes de la creación y el sentido social de la propiedad privada”.

La sociedad, sostiene Martínez Sistach, debe aceptar con todas sus consecuencias que “la persona humana en su realización individual y social es el centro de la sociedad y que el trabajo está a su servicio, y no al revés”.